abril 24, 2024

Mercado de pellets: España se convierte en un exportador principal poco esperado

La demanda de pellets está aumentando, dice el sitio web Suppliers.com, un portal de negocios que se especializa en conectarse con una variedad de empresas y proveedores de productos y servicios. A su vez, los problemas relacionados con su disponibilidad son cada vez más comunes. A medida que aumenta la demanda, la escasez de materias primas se vuelve más común, lo que genera problemas relacionados con el suministro de materias primas.

Además del aumento de la demanda, la escasez de materias primas también está relacionada con su disponibilidad. Esto se debe en parte a factores como la guerra en Ucrania. En este caso, todos los países europeos, antes considerados grandes productores, vieron caer su producción con fuerza. Como resultado, España es un proveedor inusual, lo que se consideraba muy inusual en el pasado.

“Debido a la guerra de Ucrania, Europa no ha producido, por lo que he tenido que venderlo a países europeos. No volveremos a tener stock hasta mayo del próximo año” revela un proveedor a la plataforma Proveedores.com. Otro testimonio, pone de manifiesto que la falta de stock también es un problema vinculado a la crisis energética. También registra falta de disponibilidad hasta mayo del próximo año. Este tipo de incidencias no son algo aislado y todo apunta a que la inestabilidad se mantendrá, al menos, en el futuro próximo.

«La madera ha subido mucho el precio, no sólo por la crisis, sino por los incendios. Al haber menos madera la accesibilidad es inferior y los niveles de producción también. Mañana, 1 de septiembre, volverán a subir los precios y, por el momento, no sabemos cuándo volveremos a tener stock», revela otro de los afectados.

Los compradores tienen una sensación similar de que están preocupados por la escasez debido a los precios más altos y las previsiones de mayores ganancias.

«Nunca he vendido pellets, pero la gente los está pidiendo», revelan desde una droguería. En el segmento de la distribución de gas butano, los pellets también se han convertido en un objeto de demanda excepcional: «Antes no habíamos tenido pellets pero queremos empezar a ofrecerlos debido a la gran demanda que está teniendo entre nuestros clientes habituales». Este escenario se repite en otros ámbitos como la jardinería o los establecimientos que comercializan chimeneas y estufas. Además, también tiene cada vez más cabida dentro de la exportación. «Recibo demanda desde un cliente de Italia porque su proveedor habitual Italiano no le garantiza abastecimiento para el próximo año», revela un exportador.

Según la información que obtuvimos en Google Trends, el volumen de búsquedas también refleja una tendencia al alza en línea con el crecimiento del consumo y la demanda. La palabra clave «pellets» se duplicó con creces en agosto de 2022 en comparación con los mismos meses de 2021 y 2020.

El volumen del mercado de los pellets: crecimiento mundial imparable

Alrededor de 7 millones de hogares en la UE han instalado calderas de pellets como fuente principal de calefacción doméstica. Además, según los datos divulgados por la Asociación Española de la Biomasa (Avebiom), también se observa un crecimiento continuo del 10% interanual. El informe muestra que la biomasa se posiciona actualmente como la principal fuente de energía renovable en el continente europeo en términos de calefacción, representando el 85% del total.

Como ya se sabe, la estufa de pellets es un equipo de biomasa en más del 80%, como el sistema de calefacción en el campo doméstico. El 20% restante se compone de sistemas de suelo radiante y radiadores.

En concreto, las estufas de pellet suponen más del 80% de los equipos de biomasa como sistemas de calefacción en el sector del hogar. El 20% restante corresponde al sistema de descanso radiante y radiador.

Los números hablan por sí mismos. En España, Francia e Italia, los consumidores prefieren las estufas de pellets, que representan el 93% de todas las instalaciones frente al 7% de las calderas.

En Alemania, siguen imbatidos dentro de la UE con más de 287.000 calderas de biomasa operativas registradas. En nuestro país, el número es mucho menor, sin embargo, la tasa de crecimiento es asombrosa. En Bioenergy Europe contabilizan un parque doméstico de más de 20.000 calderas, datos solo de 2019. Pero cuando se trata de estufas, vemos que las instalaciones crecen exponencialmente. Bioenergy Europe tiene más de 320.000 unidades registradas en España, con alrededor de 55.000 unidades vendidas solo en 2019, o 1 unidad por cada 851 españoles.

Jorge Herrero, director de Expobiomasa, reveló que las estimaciones correspondían a información extraída por el observatorio AVEBIOM y datos transmitidos por distribuidores de calderas y estufas que aseguraban haber encontrado un importante aumento de su cuota de mercado en Iberia.

Las previsiones dicen que la tendencia seguirá marcando la pauta, aunque teniendo en cuenta los problemas de suministro y los aumentos de precios sistémicos crea cierta incertidumbre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *