febrero 28, 2024

Consejos para aquellos que teletrabajan

Durante la pandemia causada por el COVID-19, el mundo tuvo que cambiar más rápido de lo esperado. Muchos de estos cambios se ocasionaron en nuestras formas de vida, como nuestra forma de percibir el mundo, de socializar o incluso de trabajar. Algo que antes realizaban unos pocos, como el teletrabajo, se convirtió en una práctica más común para todos. Durante la pandemia las cifras del teletrabajo llegaron a picos nunca antes visto y es que hoy en día la Organización Internacional del Trabajo (OIT) establece que el 27% de los empleados en países como España teletrabajan desde casa.
Según Great Place to Work, sólo un 0’5% de los trabajadores volvieron a las oficinas una vez terminada la emergencia por la pandemia. Y es que esta forma de trabajar proporciona ventajas innegables, como la comodidad y la flexibilidad de horarios, que son dos de las cosas que más buscan los trabajadores. Las estadísticas nos dicen que en Estados Unidos 4,7 millones de empleados trabajan desde casa, sin contar a los autónomos. Pero, ¿sabías que es necesario tener tu casa para trabajar desde ella y así poder estar lo más cómodo posible y aumentar tu rendimiento? ¿Es sencillo preparar nuestro hogar para trabajar? ¿Qué ventajas y desventajas tiene?

Prepararse para el teletrabajo

Gracias al auge del teletrabajo ahora los trabajadores y autónomos cuentan con mayores posibilidades para mantener el equilibrio entre su vida laboral y la personal. Pero es recomendable contar con una serie de requisitos mínimos para que el trabajo desde casa nos ayude a mantener nuestra productividad y nos sea lo más cómodo posible. Por ello te recomendamos tener en cuenta los siguiente puntos:

  • Contar con los materiales necesarios

Trabajando desde casa se hace prácticamente obligatorio tener a nuestra disposición un ordenador, portátil o tablet desde la que trabajar. Estos dispositivos son los que nos permitirán sacar adelante nuestra carga de trabajo. Por otro lado recomendamos, en caso de ser necesario, contar con los materiales de oficina que utilizas de forma regular cuando acudes a la misma: impresora, papeles, bolígrafos, etc. Todo ello nos puede llegar a hacer falta en algún punto, aunque hoy en día la mayoría de los trámites sean digitalizados.

  • Acceso a Internet

Se entiende que si trabajas desde casa debes contar con acceso a Internet, no sólo para poder llevar a cabo tus tareas, sino también para mantenerte conectado con tu equipo de trabajo, daros actualizaciones de los proyectos, etc. Contar con Internet de alta velocidad sería lo ideal para evitar posibles problemas de conexión que nos pudieran llevar a otros problemas más graves como no poder enviar ese email tan importante o no poder entregar un documento necesario. Además de esto es imprescindible que el servicio sea ilimitado o por lo menos que cubra las horas de trabajo estipuladas.

  • Disciplina y motivación

Es importante mantener la concentración y motivación mientras trabajamos desde casa. Aunque caer en las distracciones pueda ser fácil, debemos mantener nuestra disciplina y no perder de vista lo que queremos conseguir. Debemos mantener los límites que nos hemos establecido para continuar con el ritmo de trabajo, conocer todos los posibles factores que pueden llegar a impedirlo, buscar ponerles remedio, y así nos aseguramos que nuestra jornada laboral desde casa se hace más sencilla.

  • Responsabilidad

No por trabajar desde casa dejamos de ser responsables de los asuntos que teníamos que llevar a cabo en la oficina. Ciertas personas pueden creer que el ritmo de trabajo es más pausado en casa, pero lo cierto es que la motivación es mayor, ya al tener más tiempo propio los empleado se encuentran más motivados para realizar bien su trabajo y cumplir las metas de la empresa a la hora de trabajar.

Pros de trabajar desde casa

Años atrás parecía imposible poder contar con unos ingresos fijos trabajando desde un ordenador en casa, pero hoy en día es posible y además cuenta con ventajas:

  • Tranquilidad: Aunque es cierto que no todas las oficinas son una jungla, ni todas las casa un remanso de de paz, por lo general existe más tranquilidad en el hogar donde no contamos con compañeros de trabajo como distracción.
  • Transporte: Se estima que el empleado medio gasta alrededor de 27 minutos al día para llegar al trabajo, además contando el gasto en combustible o abonos de transporte que esto supone.
  • Flexibilidad: Gracias a la flexibilidad horarios que suele suponer el trabajar desde casa, los empleados pueden compaginar mejor sus vidas personales con la laboral, ya que pueden gestionar su tiempo a su manera.

Si bien existen inconvenientes como el aislamiento o los problemas que pudiera acarrear la falta de comunicación personal, al contar de más tiempo libre podemos dedicarlo a socializar más y el avance de la tecnología compensa los problemas de comunicación.
No cabe duda que el teletrabajo facilita nuestras vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *