febrero 24, 2024

Abarra, el restaurante de Madrid con más Estrella Michelín

Conseguir la excelencia a la hora de sentarse a la mesa es algo que se hace patente en el Restaurante Abarra, galardonado con una Estrella Michelin en este 2022 y que nos presenta una carta innovadora que toma como base la materia prima de calidad, así como la incorporación de técnicas vanguardistas en cocina. La experiencia gastronómica de Abarra es un auténtico viaje por el sentir, la evolución y el entorno de una oferta culinaria que toma como punto de partida los productos de temporada.

Restaurante Abarra, desde 2016 apostando por la cocina innovadora

España cuenta con una cocina de muy alto nivel repartida por toda la geografía. Madrid es el lugar en el que este restaurante viene ofreciendo desde hace ya seis años una propuesta distintiva, y que le ha llevado a conseguir en este 2022 un galardón como la Estrella Michelin. No es fruto de la casualidad, sino de un extenso trabajo tanto en cocina como en sala lo que hace de este local un rincón atrevido en el amplio panorama culinario madrileño. Abarra ofrece un menú completamente único, con productos de temporada como la pieza central sobre la que se construye.

De la misma manera, quienes deciden hacer un recorrido por la propuesta que nos hace el jefe de cocina, el menú degustación de 12 pasos se pone a nuestro servicio para vivir una experiencia sublime en el que la sutileza es la nota predominante. Es la mejor manera de conocer al restaurante, cuál es su hilo conductor y el mensaje que se transmite, el de una cocina que nace de lo clásico para aportar unos matices únicos.

La carta del restaurante está construida con absoluto y esmero. El recorrido que se nos propone desde la cocina parte de una premisa, conseguir que los comensales vivencien la esencia del buen comer. Clásicos que nunca fallan como el jamón de bellota o propuestas como la lubina del cantábrico o el lomo de corzo, pasando por el strak tartare de vaca gallega, y que, como muchos otros platos, tiene acabado en sala.

El restaurante tiene un encanto que lo convierte en uno de los lugares más singulares de la villa culinaria de la capital. La experiencia del bar fue divertida, ya que las sugerencias nunca dejaban de impresionar. No se trata de un bar clásico donde se sirven aperitivos o platos principales, pero la intervención del personal de cocina es un elemento dinamizador de la experiencia.

La impresionante propuesta de vinos

Nuestro país no solo cuenta con un excelente nivel gastronómico, sino que es capaz de elaborar una serie de caldos capaces de satisfacer cualquier tipo de gusto. La bodega de Abarra cuenta con una gran cantidad de referencias nacionales e internacionales, con más de 8000 botellas de 700 referencias distintas. No cabe duda de que dejarse aconsejar siempre es un acierto, ya que podremos potenciar al máximo la propuesta de la carta. La bodega es una de las mejores surtidas de la capital, por lo que si deseas encontrar el vino más apropiado para tu elección, en Abarra la tendrás.

La cocina de Abarra  no dejas de ser un auténtico crisol en el que se mezclan propuestas cada vez más innovadoras, pero sin perder la esencia de la cocina clásica y con productos de temporada. Este perfecto maridaje lleva a que quien se sienta a comer en el restaurante manteca siempre reminiscencias con la cocina auténtica, la que nos hace vivir sensaciones únicas.

La experiencia de comer en el restaurante, ya sea en sala o en la barra gastronómica, supone hacer un recorrido por elaboraciones de gran parte de la geografía española. Los toques de cocina de fusión también se encuentran presentes, proporcionando pinceladas de la gastronomía francesa o incluso oriental. No cabe duda de que, a la hora de comer, una mentalidad abierta es la mejor de las alianzas. Gracias a ello se consigue disfrutar al máximo de la experiencia de sentarse a una mesa, poder descubrir cómo de divertida puede ser una barra.

Visitar el restaurante Abarra es una vivencia  que ahora va un paso más allá con la concesión del galardón Michelín. Una invitación a descubrir las posibilidades de nuestra cocina, y a comprobar como el trabajo del equipo presente tanto tras los fogones, ensalada, hace posible que acudir a este local suponga un reto al paladar. Todos tienen cabida en un lugar en el que la cocina toma una configuración valiente, y en la que la permanente investigación y puesta en práctica de técnicas tradicionales y sofisticada, dé como resultado una carta que siempre satisface. Abarra se encuentra ahora a tu disposición para seguir dándote la experiencia más noble. Tal y como dijo George Bernard Shaw, «no hay amor más verdadero que el amor a la comida». Y en Abarra se materializa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *